26 de septiembre de 2022

Hoja Negra

Poesía para la nuevas generaciones

Tres poemas de Juan Andrés Gutiérrez

2 min de lectura

Juan Andrés Gutiérrez:

Poeta, (director de hoja negra) docente de artes plásticas, Licenciado en educación artística, especialista en gerencia de instituciones educativas, psicólogo en formación. gestor cultural. Autor del libro: Bilis Negra (2014) y el destierro de la vida (2018) lanzado en la feria del libro 2019, sello editorial hoja negra. Invitado al 5 festival de literatura de Bogotá y a la feria del libro 2019, director de tribus urbanas para el concurso de cuento y poesía pacifista adscrito a la marcha mundial por la paz – Nueva Zelanda (2009), ganador de la cuarta mención literaria editoriales Cean Argentina, creador del café literario en la universidad la Gran Colombia, Gestor de eventos culturales desde el 2008 en diversos escenarios como centros culturales. Gestor de los colectivos: Recitales Góticos (2008), Poesía independiente (2010), Hoja Negra (2018).


Cháman

Dejamos la brisa,

el agua,

redujimos la montaña

a un grano de arena.

del vuelo del águila

quedó la pluma,

del jaguar en la selva,

la huella.

perdido entre buses

y el tumulto

de la muchedumbre

no encuentro mi

espíritu cháman,

no encuentro el canto de los abuelos

del tiempo.


Huitzilopochtli

Añoré ser un cedro

un sauce

pero soy junco,

una vara de bambú

dura e inflexible,

añoré ser un baobab

pero soy un nenúfar

oscilando en la laguna.

Aunque en mí se posa la abeja

no siento su vuelo,

ni la pesadez de su ala,

el aguijón no rompe

la lengua de la mariposa.

No hay en mi miel,

no hay leche,

mis pechos se secaron

son uvas arrugadas,

tierra árida…

Huitzilopochtli ha guardado silencio.


Chaski

En tus manos

llevas el quipu,

corres por los senderos

sin miedo alguno.

No hay temor para el caminante

pues tuyo es el camino,

la selva, la noche,

la piedra y el árbol.

en tu cordel llevas

el nacimiento y la muerte.

Chaski, con piernas de puma,

con mirada de puma,

con brazos de cóndor,

dormido cerca de la hoguera

sueñas con la ciudad perdida.

Mañana llegarás a Machu picchu.