26 de septiembre de 2022

Hoja Negra

Poesía para la nuevas generaciones

Poemas de Wilson Guillermo Díaz Rodríguez

4 min de lectura

PREFIGURACIÓN

“Vieja sangre de muñones,

de corazones quemados”.

Sylvia Plath   

La ordalía perversa,

tiñe verduguillos

en tus pedúnculos

             obscurecidos

entre mis labios funerarios.

El ocaso entrevé,

la resquebrajadura candente,

de la huella desvelada 

             que pasa sobre

la indecisa oquedad

de la avidez.

Sangre tumescente,

amortajada de entelequia.

Vieja sombra púrpura

que engaña a los vampiros

labrados de bagatelas. 

Tú lengua hiela, avienta

entre mi ombligo,

la dolorosa languidez.

Muerdo, estrujo

con versos a tus fantasmas

íntimos,

al morir el deseo.

Las gotas fluyen

entre los resquicios

de tus uñas embrujadas,

             solitarias al censurar

con gemidos,  

los temores suicidas

al dormir en tú almohadón.

Tus cabellos se enmarañan

hacia el pabilo embravecido

de un abismo,

             huérfano de ti,

de nadie, entre la escasez  

                   de varias lisonjas molestadas.

Me profeso entre tus muslos

desertados de fuego,

                     sucumbidos

de atajos desdoblados

en la tormenta.

Otra vez muerdo,

la inutilidad,

              de un cuerpo que se aleja

y refleja la odisea latente

de tus desapariciones.

Al callar la sangre,

se desabriga la noche

roja, sobre tus espaldas

vapuleadas.


SALUTACIÓN DEL LAZARETO

Porque esto soy, no más, esto que miran

sufrir aprisionado en el vacío:

una mezcla de sangre, hueso y nada,

de agua sedienta y clamoroso frío.

Héctor Rojas Herazo

Vive dentro de mí

el vapor que cae sobre las cabezas

de los elefancíacos.

Y de rodillas ofrezco

las pústulas encarnadas 

del negro espíritu que me aprieta.

Carnes polvosas entregadas

a los hijos de la piedra angustiada, rocosa

que llaga mis huesos sobre el tejón ceniciento de mis culpas.

Dentro de mi vergonzante ombligo

nacen dientes de ajo Cárdeno

arrastrados por la hojarasca

del fuego enlutado, al cabalgar

en el oscuro fruto que dejan mis espantos.

Sufro los silbos de la letra trastornada

que se olvidó de sus almas.

Y en el tazón de lenguas hirvientes

los pezones de las innombrables

se humedecen con la tristeza

de mi agua sedienta.

Y el ciego izquierdo

amenaza por fuera de mis testículos

los dientes de ajo limosnero

infundido de olor doliente sin sed.   


J

  U

         G

              U

      E         

T

E

       R

           Í

                        A

Pesco holgazán en el aire

el bálsamo de mis pies.

Ensarto el pulgar,

lo paso con el cordel de un lugar a otro.

Se estaciona en la cabeza, la aruña, le hace guiños entre uñas.

Vuelvo y lo pesco debajo de mi oquedad,

se espanta, salta ignorante sobre mi garganta.

Lo escupo hacia la nada y aparece con gesto de bromista

en el filo de mi intuición pedigüeña.

Se esconde entre las piernas y desesperado salta

con la perversidad de la suela de mis miserias.

Se refunde con mis colmillos y luego surge

entre los engreídos de las mejillas con una sonrisa de pulgar cósmico.

Le grita al meñique que encienda el caldero

que un ojo viene derrumbado hacia el socavón. 

Este pulgar trashumante deja surcos

 de escamas en mis tardes ahogadas.


Wilson Guillermo Díaz Rodríguez: Bogotá, 1978. En proceso de grado en Estudios Literarios en la Universidad  Autónoma de Colombia. Ha sido promotor de literatura infantil y juvenil en espacios no convencionales desde el año 2006. Ha desarrollado talleres de lectura para niños y jóvenes. Algunos de sus poemas han sido publicados en la Fundación y Editorial Domingo Atrasado. Obtuvo el segundo premio en la categoría de ciencias humanas por su ensayo Ojos erectos, presentado en el Vigésimo Sexto Concurso Estudiantil “Fernando González” en el 2011 y el segundo premio en la categoría de ciencias humanas por su ensayo La apocalíptica Yoknapatawpha County, en tres relatos del escritor William Faulkner, presentado en el Trigésimo Concurso Estudiantil “Fernando González” en el 2014. Su poema Locomotora- Film fue seleccionado en el segundo semestre del 2013 en la revista cartagenera Cabeza de Gato. Ha sido uno de los ganadores en el primer Slam de Poesía en el Ring realizado por el colectivo Las Desobedientes en febrero del 2015. Participó en las VIII Jornadas Universitarias de poesía ciudad de Bogotá “Nuevas voces para la poesía Iberoamericana” en septiembre del 2016. Su libro de poesía Las Heridas del Ruido fue publicado por la Editorial y Librería La Valija de Fuego en diciembre del  2015. Una selección de sus poemas ha sido publicados en las revistas Literariedad de Colombia, y Primera Página de México. Escribe ensayos literarios para la revista Liebre de fuego de México y LSD de Uruguay. En el 2019 gana el premio nacional de ensayo organizado por Lit Asociación de literatura en concertación con el Ministerio de Cultura con su trabajo Femina suite, polifonía entre un yo narrativo que se despliega en la trilogía de R. H. Moreno – Durán. Su libro de poesía Suave deformación fue publicado por la editorial El Taller Blanco Ediciones en marzo del 2021.