29 de septiembre de 2022

Hoja Negra

Poesía para la nuevas generaciones

Maria Pawlikowska-Jasnorzewska. Poesìa polaca

1 min de lectura

LAS ROSAS OXIDADAS DE OTOÑO

Las rosas oxidadas de otoño
miran el espacio blanco de lluvias
la lluvia hilvana el cielo con la tierra
con miles de puntadas y escalofríos.

Y todo se malogra, se distorsiona,
chorrea, sangra podredumbre
pero no para siempre – de desesperación
sino por un instante – de placer.


El suicida


Saltó al mar oscuro y asesino.
Resbaló por los espejos de sombra.
Le pesaba el corazón.
No tuvo que atarse a una soga.

De lo profundo del agua le hizo una reverencia al mundo.
Se encontró con el calamar, bello y repugnante.
Y descansó en el suelo entre las flores.
Con un corazón así cae uno
hasta el fondo.


“Nube” (Chmura)

En un charco turquesa

Entre las nubes

Soy bella, exacta

una Ninfa

Pero tan cambiante

Como el cielo mismo

Hija del Creativo viento

Esculpida de la nada… 


Monstruosa

Mi pecho crece pesado

Las maravillosas curvas

Se parten, se confunden 

Me disipo -Añoro,

dolorosamente-Una nube gris

Que su forma anhela


“Un colibrí bailoteando” (Tańczący koliber)


¿Quién ha agitado, quien ha revuelto todo?

¿De quién han sido esos ordenes, de quién?

Pensamientos reticentes al placer

Enmarañados en fibras de música

¿De que tienes celos, Dios Mío?

Sé, me taparás, de todos modos,

Antes o después, con un gorro denso

Como a un colibrí lanzado al baile