28 de octubre de 2020

Entre la polémica y las criticas se otorgó el premio ESPASA de poesía 2020 por Juan Andrés Gutiérrez

4 min de lectura

De nuevo un concurso de poesía con gran reconocimiento está en boca de toda la comunidad literaria, especialmente en boca de los amantes del género lirico. Las noticias que hoy llegan sobre el Premio Espasa no son alentadoras, en un momento en que la credibilidad de los certámenes literarios no goza de una mayor aceptación ante un velo de desconfianza.

Con una cuantiosa suma de 20.000 euros, el venezolano Rafael Cabaliere se hizo acreedor del premio Espasa 2020 con su poemario Alzando Vuelo bajo la decisión del jurado integrado por Ana Porto, Marwan, Alejandro Palomas y Ana Rosa Semprún. Rafael Cabaliere es un hombre desconocido en el ámbito literario, pues su profesión y a lo cual dedica gran parte de su tiempo es a la Ingeniería informática y a la publicidad, comparte a mi parecer el hobbie  de subir frases motivacionales en las redes sociales, entre ellas Instagram. Es necesario aclarar que Cabaliere posee unas redes robustas con miles de seguidores los cuales comparten su contenido.

La gran polémica que rodea al Espasa 2020 radica en la calidad y en el nivel que debería tener un concurso de esta magnitud, si bien el publicista venezolano tiene un contenido digno de una red como Instagram, a los ojos de la comunidad poética no es una obra literaria que goce de riqueza para competir por el galardón y menos para hacerse acreedor de los 20.000 euros. Debemos entender que cada concurso está sujeto a ciertos criterios y a los juicios de un equipo editorial, entre ellos la aprobación del jurado. Es necesario observar la obra de Cabaliere para entender las criticas:

Las criticas en contra del galardón 2020 no son esencialmente para el poeta venezolano, también es una critica profunda para la editorial y los jurados los cuales afirman que Rafael es un poeta fresco, joven y urbano. A mi parecer ninguna de las tres palabras identifica la obra de Cabaliere, ninguna, debemos ser sinceros y saber que la poesía, la creación poética es un proceso, cualquier persona se puede acercar a ella, cualquier persona puede crear, pero no cualquier persona puede ganar un premio de tal magnitud, para llegar a ese lugar se necesita de un proceso amplio de creación, elaboración, inspiración, etc. Cuando leo al galardonado me es imposible no compararlo con Paulo Coelho, con algún coach motivacional, hasta con Ricardo Arjona

Pero si el talento de Cabaliere no daba para ganar el premio Espasa ¿Por qué los jurados se fijaron en él? Simplemente no pusieron los ojos en su poemario, en su obra, pusieron los ojos en los miles de seguidores que acompañan las publicaciones del venezolano día a día, los likes que hoy en día significan oro. Es muy sencillo, la poesía es un género complejo, no es una escena con amplia cabida entre la juventud, no es un objeto de consumo semanal, mensual y no goza de un millar de seguidores, los amantes de la poesía son pocos. Por eso las editoriales y muchos concursos necesitan que su producto sea rentable, es mejor escoger a alguien sin talento, pero con una red de marketing organizada en sus redes, esto permitirá comercializar el libro del autor y sus futuras publicaciones, en este caso por así decirlo el nuevo poeta puede tener un aporte que beneficie a la editorial.

Debemos quitarnos la venda de los ojos y dejar de idealizar a los certámenes poéticos, algunos pueden ser transparentes pero una gran cantidad no. Muchos no escogen sus ganadores a ciegas, muchos no ponen su dinero en tierra estéril. Mi mensaje para usted querido lector es: “No todo ganador de un concurso literario es un buen escritor”


Poeta y escritor (Director de hoja negra) Docente de artes plásticas, Licenciado en educación artística, especialista en gerencia de instituciones educativas, psicólogo en formación, gestor cultural. Autor del libro: Bilis Negra (2014) y el destierro de la vida (2018) lanzado en la feria del libro 2019, sello editorial hoja negra. Invitado al 5 festival de literatura de Bogotá y a la feria del libro 2019, director de tribus urbanas para el concurso de cuento y poesía pacifista adscrito a la marcha mundial por la paz – Nueva Zelanda (2009), ganador de la cuarta mención literaria editoriales Cean Argentina, creador del café literario en la universidad la Gran Colombia, Gestor de eventos culturales desde el 2008 en diversos escenarios y centros culturales. Director de los colectivos: Recitales góticos (2008), Poesía independiente (2011), Hoja Negra (2018).

Copyright © Todos los derechos reservados Hoja Negra Oficial | Newsphere por AF themes.