1 de octubre de 2020

7 poemas de Bukowski

6 min de lectura

¿Así que quieres ser escritor?

Si no te sale ardiendo de dentro, a pesar de todo, no lo hagas.
A no ser que salga espontáneamente de tu corazón
y de tu mente y de tu boca y de tus tripas, no lo hagas.
Si tienes que sentarte durante horas
con la mirada fija en la pantalla del computador o clavado en tu máquina de escribir buscando las palabras, no lo hagas.
Si lo haces por dinero o fama, no lo hagas.
Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama, no lo hagas.
Si tienes que sentarte y reescribirlo una y otra vez, no lo hagas.
Si te cansa solo pensar en hacerlo, no lo hagas.
Si estás intentando escribir como cualquier otro, olvídalo.

Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,
espera pacientemente.
Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.

Si primero tienes que leerlo a tu esposa, o a tu novia o a tu novio
o a tus padres o a cualquiera, no estás preparado.

No seas como tantos escritores, no seas como tantos miles de
personas que se llaman a sí mismos escritores,
no seas soso y aburrido y pretencioso,
no te consumas en tu amor propio.
Las bibliotecas del mundo bostezan hasta dormirse con esa gente.
No seas uno de ellos. No lo hagas.
A no ser que salga de tu alma como un cohete,
a no ser que quedarte quieto pudiera llevarte a la locura,
al suicidio o al asesinato, no lo hagas.
A no ser que el sol dentro de ti esté quemando tus tripas, no lo hagas.
Cuando sea verdaderamente el momento, y si has sido elegido,
sucederá por sí solo y seguirá sucediendo hasta que mueras
o hasta que muera en ti.           No hay otro camino.
                                                   Y nunca lo hubo


Lanzar los dados

Si vas a intentarlo, ve hasta el final.
De otra forma ni siquiera comiences.

Si vas a intentarlo, ve hasta el final.
Esto puede significar perder novias,
esposas,
parientes,
trabajos y quizá tu cordura.

Ve hasta el final.
Esto puede significar no comer por 3 o 4 días.
Esto puede significar congelarse en la banca de un parque.
Esto puede significar la cárcel.
Esto puede significar burlas, escarnios, soledad…
La soledad es un regalo.
Los demás son una prueba de tu insistencia, o
de cuánto quieres realmente hacerlo.
Y lo harás,
a pesar del rechazo y de las desventajas,
y será mejor que cualquier cosa que hayas imaginado.

Si vas a intentarlo, ve hasta el final.
No hay otro sentimiento como ese.
Estarás a solas con los dioses y las noches se encenderán con fuego.

Hazlo, hazlo, hazlo.
Hasta el final,
hasta el final.

Llevarás la vida directo a la perfecta carcajada.
Es la única buena lucha que hay.


A la puta que se llevó mis poemas

Algunos dicen que debemos eliminar del poema
los remordimientos personales,
permanecer abstractos, hay cierta razón en esto, pero
¡Por Dios!
¡Doce poemas perdidos y no tengo copias!
¡Y también te llevaste mis cuadros, los mejores!
¡Es intolerable!
¿Tratas de joderme como a los demás?
¿Por qué no te llevaste mejor mi dinero?

Usualmente lo sacan de los dormidos y borrachos pantalones enfermos en el
rincón. La próxima vez llévate mi brazo izquierdo o un billete de
cincuenta, pero mis poemas no.

No soy Shakespeare
pero puede que algún día ya no escriba más,
abstractos o de los otros;
Siempre habrá dinero y putas y borrachos
hasta que caiga la última bomba,
pero como dijo Dios,
cruzándose de piernas:


“veo que he creado muchos poetas
pero no tanta poesía.”


El genio de la multitud

Hay suficiente traición, odio, violencia y necedad en el ser humano corriente
como para abastecer cualquier ejercito o cualquier jornada.
Y los mejores asesinos son aquellos que predican en su contra.
Y los que mejor odian son aquellos que predican amor.
Y los que mejor luchan en la guerra son al final aquellos que predican paz.

Aquellos que hablan de Dios necesitan a Dios
Aquellos que predican paz no tienen paz.
Aquellos que predican amor no tienen amor.

Cuidado con los predicadores
cuidado con los que saben.
Cuidado con aquellos que están siempre leyendo libros.
Cuidado con aquellos que detestan la pobreza

o los que están orgullosos de ella.
Cuidado con aquellos de alabanza rápida,

pues necesitan que se les alabe a cambio.
Cuidado con aquellos que censuran con rapidez:

tienen miedo de lo que no conocen.
Cuidado con aquellos que buscan constantes multitudes; no son nada solos.
Cuidado con el hombre corriente
Su amor es corriente, busca lo corriente.

Pero es un genio al odiar, es lo suficientemente genial al odiar

como para matarte, como para matar a cualquiera.
Al no querer la soledad, al no entender la soledad
intentarán destruir cualquier cosa que difiera de lo suyo.
Al no ser capaces de crear arte, no entenderán el arte.
Considerarán su fracaso como creadores sólo como un fracaso del mundo.
Al no ser capaces de amar plenamente creerán que tu amor es incompleto
y entonces te odiarán. Y su odio será perfecto

como un diamante resplandeciente, como una navaja, como una montaña, como un tigre, como cicuta

Su mejor
ARTE.


A solas con todo el mundo

La carne cubre el hueso
y dentro le ponen un cerebro y a veces un alma,
y las mujeres arrojan jarrones contra las paredes
y los hombres beben demasiado y nadie encuentra al otro
pero siguen buscando de cama en cama.


La carne cubre el hueso y la carne busca algo más que carne.


No hay ninguna posibilidad:
estamos todos atrapados por un destino singular.
Nadie encuentra jamás al otro.


Los tugurios se llenan
los vertederos se llenan
los manicomios se llenan
los hospitales se llenan
las tumbas se llenan
nada más se llena.


Pájaro azul

Hay un pájaro azul en mi corazón que quiere salir
pero soy duro con él,
le digo  –  quédate ahí dentro, no voy a permitir que nadie te vea. –
Hay un pájaro azul en mi corazón que quiere salir
pero yo le echo whisky encima y me trago el humo de los cigarrillos,
y las putas y los camareros, y los dependientes de ultramarinos
nunca se dan cuenta de que está ahí dentro.
Hay un pájaro azul en mi corazón que quiere salir
pero soy duro con él, le digo quédate ahí abajo,

¿es que quieres
hacerme un lío?
¿es que quieres mis obras?
¿es que quieres que se hundan las ventas de mis libros en Europa?
Hay un pájaro azul en mi corazón que quiere salir
pero soy demasiado listo, sólo le dejo salir a veces por la noche
cuando todo el mundo duerme.
Le digo ya sé que estás ahí, no te pongas triste.
Luego lo vuelvo a meter, y él canta un poquito ahí dentro,

no le he dejado morir del todo
y dormimos juntos
así
con nuestro pacto secreto
y es tan tierno como para hacer llorar a un hombre,

pero yo no lloro,
¿lloras tú?


Confesión

Esperando a la muerte
como un gato que saltará sobre la cama.

Estoy apenado por mi esposa.
Ella verá este cuerpo rígido y blanco.

Lo sacudirá una vez, entonces quizás de nuevo:
“Hank”
Hank no contestará.

No es mi muerte lo que me preocupa, es mi esposa
sola con esta pila de nada.

Quiero que sepa que todas las noches durmiendo a su lado.
Incluso las discusiones más inútiles
fueron cosas espléndidas.

Y las duras palabras que siempre tuve miedo de decir
pueden ahora ser dichas:

“Te amo”

Copyright © Todos los derechos reservados Hoja Negra Oficial | Newsphere por AF themes.